Desata el dinero la pugna en el Senado

México, D.F.- Las negociaciones, jaloneos y pugnas en el Senado por presidir la mayor cantidad de comisiones legislativas tienen un trasfondo económico, pues cada grupo de trabajo recibe al mes para su operación 321 mil 610 pesos, es decir, tres millones 859 mil 320 pesos al año.

Además, no existe ninguna obligación para transparentar el uso de esos recursos, que son beneficios económicos extraordinarios, ni parámetros para el cumplimiento mínimo de las funciones de las comisiones, aunque sí deben presentar un reporte a la Comisión de Administración.

Ayer, se informó que los legisladores electos priistas pretenden presidir al menos 14 grupos de trabajo; el PAN, diez, y el PRD, cinco comisiones.

Por ley, las comisiones del Senado tienen que integrarse por un máximo de 15 personas, pero al crecer en número de 30 a 59, varios de los grupos sólo fueron conformados por dos legisladores, aunque no sesionaban recibieron puntualmente su partida presupuestal.

De acuerdo con la Ley Orgánica del Congreso de la Unión, el Senado debe estar integrado por un mínimo de 30 comisiones. La cifra crece según las necesidades de los legisladores.

Vale cada comisión 3.8 mdp …libres

Trabajen o no trabajen, cada instancia representa un ingreso mensual por 321 mil pesos, sin rendir cuentas.

La pugna por las comisiones del Senado de la República conlleva un beneficio económico extra para los legisladores que las presiden, pues cada mes reciben al menos 321 mil 610 pesos para su operación, sin que exista una sola obligación de transparentar su utilización ni parámetros para el cumplimiento mínimo de sus funciones.

Trabajen o no, las comisiones del Senado tienen una asignación presupuestal anual de tres millones 859 mil 320 pesos, sin que existan disposiciones reglamentarias que obliguen a sus presidentes a hacer pública la forma en que gastan ese dinero.

Hasta 2010, cada comisión recibía una partida de 134 mil 210 pesos mensuales, cifra que se disparó en 2011, cuando los senadores determinaron que la bolsa fuera de 321 mil 610 pesos

Por Ley, las comisiones del Senado tienen que estar integradas por un máximo de 15 personas, pero durante los seis años pasados su número creció en tal cantidad, que varias de ellas sólo fueron integradas por dos legisladores, no sesionaban y aun así recibieron su partida presupuestal.

De acuerdo con la Ley Orgánica del Congreso de la Unión, el Senado debe estar integrado por un mínimo de 30 comisiones, que son los grupos de trabajo en los cuales se procesan las reformas, nuevas leyes y cambios constitucionales, así como la realización de foros en los cuales se busca la participación de expertos para enriquecer el punto de vista de los legisladores.

La propia Ley Orgánica permite a los senadores aumentar el número de comisiones hasta donde crean necesario para cumplir con sus funciones. El Senado que concluye sus actividades el próximo 31 de agosto contó con la cifra inédita de 59 comisiones, aunque sólo ocho de ellas contaron con el máximo de integrantes: Comercio y Fomento Industrial, Energía, Gobernación, Hacienda, Justicia, Puntos Constitucionales, Relaciones Exteriores y Seguridad Pública.

Pero se observa que a pesar de que la Ley Orgánica exige que todas y cada una de las comisiones cuenten con un presidente y dos secretarios, seis de las comisiones ordinarias sólo tuvieron un secretario: Agricultura, Asuntos Fronterizos Norte, Asuntos Fronterizos Sur, Radio y Televisión, Relaciones Exteriores Organismos Internacionales y Relaciones Exteriores Organismos no Gubernamentales.

Se observa también que el número de comisiones creció tanto, para que un mayor número de legisladores presidiera y tuviera acceso al presupuesto mensual, que en 24 casos su número de integrantes fue de dos a cinco.

Hubo dos comisiones que sólo tuvieron dos integrantes, y que coincidieron con las mismas que jamás emitieron un solo dictamen que generara una reforma de ley o una nueva ley que ahora sea una realidad en el marco jurídico nacional, como son los casos de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, que presidió la perredista Yeidckol Polevnsky, así como la de Límites de las Entidades Federativas.

Hubo otras seis que sólo fueron integradas por tres legisladores: Asuntos Fronterizos Norte; Asuntos Fronterizos Sur; Biblioteca y Asuntos Editoriales; Población y Desarrollo; Reglamentos y Prácticas Parlamentarias; Relaciones Exteriores Organismos Internacionales y Relaciones Exteriores África.

Además de éstas, otras nueve sólo tuvieron cuatro integrantes, como fueron los casos de Asuntos Indígenas, Desarrollo Municipal, Federalismo, Fomento Económico, Juventud y Deporte, Ciencia y Tecnología, Marina y Belisario Domínguez.

En este rubro llama la atención que la Comisión Jurisdiccional, presidida por el petista Ricardo Monreal, está obligada por disposición del artículo 101 de la Ley Orgánica, a estar integrada por un mínimo de ocho legisladores; sin embargo, el sitio oficial de la Comisión indica que sólo tiene cuatro integrantes adscritos.

Y otras siete sólo tuvieron cinco integrantes: Cultura, Estudios Legislativos, Estudios Legislativos Primera, Estudios Legislativos Segunda, Participación Ciudadana, Reforma Agraria, Relaciones Exteriores Organismos No Gubernamentales.

El Reglamento interno del Senado, en vigor desde septiembre del 2010, obligó a los presidentes de todas las comisiones a entregar cada año un informe de sus actividades, los cuales están en sus respectivos sitios en internet y permiten ver las diferencias en las cargas de trabajo que tuvieron, a pesar de que recibieron el mismo monto mensual.

Por ejemplo, se observa que las comisiones de Gobernación, Energía, Justicia, Hacienda, Puntos Constitucionales y Seguridad Pública realizaron, al menos, una reunión cada semana, amén de al menos tres foros, cada una, para tomar decisiones sobre las reformas que procesaron, y con frecuencia se reunieron en privado y en sesiones públicas con decenas de funcionarios públicos federales.

Son las comisiones que junto con Educación, Grupos Vulnerables, Salud y las tres de Estudios Legislativos, produjeron el mayor volumen del trabajo; pero otras como Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial o Límites de las Entidades Federativas no produjeron un solo dictamen de ley o reforma, aunque la primera sí organizó tres foros de discusión sobre asentamientos humanos.


* * *


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.