H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

A punto de colapsar el servicio de ambulancias de Tijuana

Cruz Roja Mexicana ofrece servicio sanitario a más de 80 mil personas al año en Tijuana. El sistema de ambulancias y emergencias se encarga del 98% de los servicios de la ciudad. Faltan medios materiales y personal capacitado. El centro de capacitación forma, anualmente, a más de 6 mil personas y la unidad de rescate canina es única en el norte del país.

Voluntaria

Voluntaria.

Tijuana, Baja California.- Son las dos de la madrugada de un sábado. En la base de ambulancias del hospital de la Cruz Roja Mexicana de Tijuana, cercana a la “5 y 10”, no hay un momento de respiro. Los equipos, formados por un conductor y uno o dos TUMS (Técnicos en Urgencias Médicas), entran y salen del pequeño refugio donde un par de sillones, una televisión y una cafetera les hacen la noche más acogedora. La radio no deja de emitir avisos. Balaceras, accidentes de tráfico y una gran variedad de urgencias médicas de distinta magnitud alertan una y otra vez a los sanitarios que tratan de descansar un rato. Lo habitual es que la presión aumente los fines de semana, aunque cualquier otro día de la semana los servicios de emergencia se pueden encontrar igualmente saturados. “Se hace un esfuerzo increíble para que se pueda dar servicio a los más de dos millones de personas que viven en Tijuana”. La noche no ha hecho más que comenzar, y la llegada de la madrugada sólo traerá nuevos casos. Los sábados y domingos por la mañana es cuando más accidentes de tráfico se registran, y aunque la unidad de Rescate se apresura al actuar en cada salida, el supervisor, Alfonso Sánchez, no pierde la calma ni la serenidad. Esta noche, además, le acompaña el joven voluntario y estudiante de medicina Germán Martínez, al que no deja de aconsejar.

carretera

La ciudad es una gran urbe en constante movimiento y “siempre están ocurriendo cosas”,  sentencia la Doctora Liliana Pérez. Durante los años más calientes del conflicto contra el narcotráfico, Cruz Roja vivió un escenario de auténtica guerra. Aunque, en este sentido, las cosas han cambiado mucho, la ciudad sigue creciendo y demandando servicios médicos. “El servicio de urgencias de Tijuana está a punto del colapso, si crece un poco el índice poblacional, algo que sin duda va a ocurrir”. Así de tajante se muestra el doctor Carlos Vera, médico con más de 30 años de experiencia en servicios de emergencia de la Cruz Roja. La organización internacional presta el 98% de los servicios de ambulancia de la ciudad, con tan sólo 11 unidades. Basta con presenciar una jornada de trabajo de los sanitarios para comprobar que no hay un momento de descanso. “Nuestro gran reto es tratar de dar servicio a una ciudad que tiene uno de los mayores índices de crecimiento del mundo, con una infraestructura muy pobre y con una limitación del área de hospital”. Cruz roja no se da abasto con el desarrollo de la ciudad, pero el objetivo constante es dar un servicio digno a la población con los pocos recursos que tienen. “Para prevenir necesitamos más equipo, mas bases  y más gente”. El trabajo del Dr. Vera, entre otros, es dotar de herramientas y recursos administrativos para lograrlo, “aun sabiendo que la demanda es tan alta que se va llegar a un punto de quiebre. Ese es mi trabajo; optimizar recursos. Hay pocas ambulancias y hospitales que proyectan un futuro sombrío para Tijuana. Necesitamos cambiar”.

hiperglucemia

El tiempo del traslado de las ambulancias es de entre 13 y 19 minutos, realmente demasiado corto para la cantidad de servicios (unos 33 mil por año, unos 16 al día por cada unidad y en aumento), la geografía de la ciudad y el equipamiento desfasado de muchas de ellas. No importa la calidad del hospital, ya sea público o privado: “de la calle a la puerta de emergencias vamos a estar nosotros”. Pero el problema no acaba ahí. El hospital está prácticamente saturado, y los médicos que trabajan en él hacen todo lo posible por optimizar el tiempo y los recursos. “Hay pocas camas y miles de pacientes. A menudo debemos de dejar nuestras camillas y regresarnos sin ellas”. Como explica Angélica Roldán, coordinadora del área de Comunicación Social del Hospital Cruz Roja, el 90% de las personas atendidas llegan por su propio pie. El servicio de ambulancia, por lo tanto, deriva generalmente al Hospital General, al IMSS, al ISSSTE y, en menor proporción, a otros hospitales privados. “El 85% de las personas que están en nuestro hospital no tienen ningún tipo de seguro médico. Y aunque algunas tienen, como es un Hospital de trauma, en cualquier momento de urgencias piensan en Cruz Roja porque la atención va a ser eficiente y rápida”.

El Dr. Vera confía en que el nuevo gobierno municipal apoye a la organización y al servicio de ambulancias. “El presidente municipal electo de Tijuana fue socorrista, y por lo tanto sabe bien qué está pasando en Cruz Roja. No hay nadie que sepa detalles tan concretos como los que sabe él, y estamos seguros que nos va a apoyar con recursos materiales”. Pero también habla de la posibilidad de pedir ayuda a la iniciativa privada, a partir de un proyecto sustentable y bien planteado. “Necesitamos más unidades, que nuestra gente pase al siguiente nivel, que el equipo de las ambulancias sea diferente: mejores monitores, y no de la época pasada, con capacidad para enviar información a un médico. Necesitamos más capacitación, equipo de punta y no material de segunda que envían de Estados Unidos”.

Para lograr transmitir estas necesidades y concientizar a la población en la labor de la organización, Angélica Roldán se encarga de hacer llegar el mensaje de Cruz Roja a la sociedad y las instituciones; información de los logros y actuaciones de la organización y de lo que actualmente ofrece en la ciudad. Como proyectos de desarrollo de sus acciones, se pretende ofrecer servicio a los habitantes del canal del Río Tijuana, en el norte de la ciudad, y establecer un consultorio móvil para ofrecer soporte a las comunidades del Este, como El Niño y Maclovio Rojas.  Por otra parte, también es importante difundir la cultura de prevención, especialmente en estos lugares carentes de infraestructura. Como algunos voluntarios afirman, en México, la población realmente no se pregunta qué pasará en caso de accidente, quiénes serán los que acudan en su rescate y cómo esa personas lograron llegar a prestar esos servicios. Para ello, Cruz Roja cuenta en Tijuana con el Centro de Capacitación, ubicado en el antiguo hospital de la organización, en el que, el pasado 2012, se formaron 6,295 personas entre TUMS, especialistas en rescate, y Técnicos en Enfermería General.

felix

Por otra parte, existe un nuevo grupo en el equipo de emergencias. Hace aproximadamente un año empezó el proyecto KAZAR, a nivel nacional, por parte de Cruz Roja Mexicana.  Este proyecto de adiestramiento canino en labores de rescate aterrizó en Tijuana hace cuatro meses, y actualmente se desarrolla con perros de raza: pastor alemán, pastor belga, golden retriever y labrador. José Ángel Félix es conductor de ambulancias de la base del hospital y encabeza el grupo de adiestramiento. “Los cachorros tienen 8 meses; aprenden obediencia básica y, los que están más avanzados, se entrenan en localización y búsqueda de víctimas atrapadas”. Félix viajó a   Guanajuato junto a Flash, el golden campeón nacional (y que se puede considerar el perro más obediente -si no el más inteligente- de México). Desarrollar este tipo de unidad de rescate es de vital importancia para zonas de alto riesgo sísmico, como lo es Baja California, aunque también de cara a otras imprevistas catástrofes como lo fueron las inundaciones del 94.

A los perros se les clasifica por el temperamento o carácter que tienen. Una vez empezado el entrenamiento, el can aprende jugando y, si por instinto el perro es juguetón, fácilmente se obtendrá un buen resultado. También son necesarias otras características, como, por ejemplo, la nariz, que preferiblemente debe ser larga, para facilitar el trabajo en campo abierto, ya que el humano desprende partículas que pueden confundir al perro. En unos 8 meses los perros se certificarán internacionalmente en la ciudad de Panamá. Los perros son voluntarios, y reciben donativos tales como apoyo, acesorios y comida.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.