H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Carne de caracol, insectos y soya: la dieta del futuro

Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) consiguieron elaborar hamburguesas con carne de caracol y soya.

Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) consiguieron elaborar hamburguesas con carne de caracol y soya.

Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) consiguieron elaborar hamburguesas con carne de caracol y soya con la finalidad de promover el consumo de proteínas y aminoácidos esenciales en la dieta. El alimento es bajo en grasas, de fácil – y lenta – digestión, y abre la puerta a la elbaoración de nuevos platillos que recuperen la dieta a base de insectos.

A simple vista puede suscitar cierto asco ver “alimentos” con 8 o más patas, o quizá pensar en que nuestra comida se estuvo arrastrando sobre su propia baba minutos antes. Sin embargo, las hamburguesas de caracol son un tipo de comida a base de especies tratadas y cuidadas.  El producto  está elaborado con 70% carne de caracol, misma que -según los que la han probado- contiene un sabor agradable. Su consumo es provechoso aunque se no se recomienda acompañar con de sal.  Al consumir la carne, se obtiene un aporte proteico con alto valor nutrimental, debido  a que contiene los aminoácidos esenciales requeridos en la alimentación humana.

Hace unos meses, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO – ONU), anunció tras un informe que una de las soluciones para erradicar el hambre en el mundo pasa por comer insectos. “Muchas especies tienen tantas proteínas como la carne, su producción es barata y es buena tanto para seres humanos como para animales”. Por otra parte, el ministro de Agricultura español Miguel Arias Cañete, también invitó a sus conciudadanos a implementar en su dieta el consumo de insectos. “Yo he comido insectos en el Sudeste asiático y cuando están fritos y son pequeñitos no son desagradables, aunque no creo que sea la base de la dieta mundial”.

Por mencionar otros insectos comestibles, en México hay gran cantidad de ellos  que se consumen como platillos gourmet o parte de la comida tradicional. Es el caso, por ejemplo, de los “escamoles”, los “jumiles” y el gusano de maguey, relativamente comunes, y los famosos “chapulines”. En el caso de la hamburguesa, la soya también resulta nutritiva al aportar isoflavonas que regulan el balance hormonal en mujeres, previenen la osteoporosis y actúan como antioxidantes. María Fernanda González Durán  y Miriam Itzel Hernández Cañedo, del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos “Diódoro Antúnez Echegaray” precisó que “la importancia nutricional de la soya radica en su aporte vitaminas y minerales como calcio, hierro y ácido fólico, que en su conjunto disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, estabilizan los niveles de azúcar en la sangre y es una importante fuente de fibra”, expuso.

Se calcula que en 2030 el mundo tendrá unos  9.000 millones de habitantes, y la FAO estima que expandir la superficie dedicada a la agricultura no es una opción sostenible. Los océanos están sobreexplotados, y el cambio climático y la escasez de agua podrían complicar la producción de alimentos. Los insectos quedan entonces como un posible salvavidas al suponer una fuente de alimento nutritiva y saludable con alto contenido en grasas, proteínas, vitaminas, fibra y minerales.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.