H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Desconoce Washington problemas fronterizos en Texas

Políticos de Texas declararon que uno de los problemas que enfrentan las ciudades fronterizas es el aumento de miembros de los carteles que ingresan al país para escapar de las autoridades mexicanas o simplemente para operar desde Estados Unidos bajo la clandestinidad.

Políticos de Texas declararon que uno de los problemas que enfrentan las ciudades fronterizas es el aumento de miembros de los carteles que ingresan al país para escapar de las autoridades mexicanas o simplemente para operar desde Estados Unidos bajo la clandestinidad.

Washington, D.C.- Al margen del pedido que hizo al Congreso el presidente, Barack Obama, para impulsar el debate de la ley de reforma migratoria, analistas y políticos en Texas aseguran que Washington se ha olvidado de los problemas reales que enfrentan las ciudades fronterizas.

El primer aspecto que critican es la falta de fondos que padecen los entes locales para atender las necesidades de los indocumentados, como explicó Aarón Peña, ex congresista estatal por Edinburgh, Texas y actual presidente del Consejo de Asesoría Hispana del Partido Republicano.

“Tenemos un número alto de indocumentados e indigentes que reciben asistencia médica y cuyos gastos los absorbe el fisco local. También contamos con la participación de miles de niños que se encuentran ilegalmente en el país, pero aun así reciben educación pública”, sostuvo Peña.

“Los condados no cuentan con los fondos necesarios para que sus hospitales atiendan a todas estas personas que reciben asistencia en las salas de emergencia. Allí es donde existe una crisis que no se ha contemplado a nivel federal o, si lo han hecho, nadie habla al respecto”, agregó Peña.

Según advirtió, el tema de la inmigración le compete a Washington, pero cuando se trata de gastos públicos derivados de esa material son los gobiernos locales los que están asumiendo los gastos y, por consiguiente, sufren por falta de fondos.

Peña, que formó parte de las filas del Partido Demócrata antes de cambiar al Republicano en 2009, declaró que otro de los problemas que enfrentan las ciudades fronterizas es el aumento de miembros de los carteles que ingresan al país para escapar de las autoridades mexicanas o simplemente para operar desde Estados Unidos bajo la clandestinidad.

“El número de casos de ingreso a la fuerza a viviendas por delincuentes haciéndose pasar por policías ha incrementado sustancialmente. Hay prácticas delictivas como tortura y secuestro cuyas modalidades hacen pensar que se trata de sujetos con entrenamiento profesional similares a los carteles mexicanos”, advirtió el ex congresista estatal.

Anotó además que el flujo de la actividad criminal que va de la mano con el tráfico de drogas y de humanos ha obligado a las fuerzas del orden de la frontera a actuar de manera muy diferente a la hora de defenderse, en comparación a los policías de otras ciudades del resto del país.

“Muchas ciudades se arman hasta los dientes por ese motivo y pareciera que más bien que se están militarizando, y eso se aprecia en las carreteras principales que se conectan con ciudades grandes como Houston o San Antonio, porque existe mucha delincuencia”, apuntó Peña.

El Representante Pete Gallegos, Demócrata de Texas, quien asumió su cargo hace menos de un año y cuyo Distrito 23 abarca parte de la frontera con México, está de acuerdo con Peña en buscar soluciones al tema de la seguridad fronteriza, pero sin olvidarse de la necesidad de crecer económicamente.

“Los que vivimos cerca de la frontera queremos estar seguros y dormir tranquilos como el resto del país, y la única salida no es a través de una solución política, sino con una solución práctica que mantenga un balance a través de una reforma migratoria que vislumbre una realidad económica para los pueblos fronterizos”, indicó Gallegos.

“Una de las frustraciones más serias que existe dentro de la población fronteriza es que el tema de la reforma migratoria está en manos de políticos que no tienen ni la más remota idea de cómo se vive y se sufre en una región golpeada como la frontera con México”, subrayó Gallegos.

Según datos de la Oficina del Censo, dentro de las zonas metropolitanas con mayor índice de pobreza se encuentran las ciudades fronterizas de Brownsville-Harlingen y McAllen-Edinburgh, entre otras.

En Texas, de acuerdo al Centro de Investigaciones Pew, viven aproximadamente 1.7 millones de indocumentados, cifra que no ha variado en los últimos años, en comparación con otros estados en los que el número de inmigrantes en situación irregular disminuyó debido a la crisis económica.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.