H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

La Banca de desarrollo: Resucitando para contribuir

Óscar Armando Herrera Ponce

valoragregado

En todo país, es imprescindible contar con una banca de desarrollo sólida, comprometida y ágil, competente para impulsar el desarrollo de las actividades económicas clave de la nación. Es su razón de existir, dar apoyo financiero público a las principales arterias económicas del Estado.

En México, hace años que tal función se debilitó en daño del mercado interno; tenemos lustros con ausencia o participación incipiente de este importante motor de desarrollo. Ahora, con la Reforma Financiera, se busca cambiar el panorama y dar mayor flexibilidad jurídica y financiera a estos bancos, para crecer la oferta de crédito.

La reforma, incluye cambios en los objetivos de la banca de desarrollo, pues ya no consistirán sólo en preservar el capital que poseen, sino en otorgar créditos adecuados, en aquellos sectores productivos y prioritarios para el país, donde la banca privada no participa. En concreto, atención a las pymes, al núcleo del sector productivo nacional.

En la columna previa, compartí que las pymes son el motor de la economía mexicana, por significar el 98% de las unidades económicas y, por generar siete de cada 10 empleos. Igual, comenté que sufrían mucho para acceder a financiamiento, puesto que sólo captan el 15% de crédito bancario otorgado a empresas. Un abandono le decía.

En tal preámbulo, esta es otra virtud de la Reforma Financiera: dinamizar la participación de la banca de desarrollo en el apoyo financiero a las pymes, en la realidad de la economía mexicana. Son dos objetivos torales: llenar los huecos que hoy no ocupa la banca comercial y, al llenarlos, atraerla para que también invierta en ellos.

Luce muy bien, pues la banca del gobierno mexicano, tiene gran potencial, al igual que nuestras pymes, sólo que no se les había permitido tomarse de la mano. Si a las pymes les va bien, le ira bien a la economía; si la economía aflora, le ira bien a las familias; y si las familias mejoran en el bolsillo, le ira bien al gobierno. Buena política pues.

Es alto conocido, que el gran pendiente de México es el crecimiento económico; y bueno, no se logrará generar sin fortalecer a las pymes; toda política pública que lo busque, tiene forzosamente que pasar por ellas; no hay otra ruta. Los primeros pasos, son allegarles financiamiento y capacitarles en gobierno corporativo, es la pinza a cerrar.

La reforma sí está avistando lo primero, pero también se puede hacer transversalmente lo segundo, pues es propicio y resulta en consecuencia. Ojalá que trascienda el esfuerzo, porque si se logra volver mayoritariamente competitivas a las pymes, habremos iniciado una fuerte espiral de crecimiento.

Amable lector, recuerde que aquí le proporcionamos una alternativa de análisis, pero extraer el valor agregado, le corresponde a usted.

Comentarios por favor a: oscar.ahp@gmail.com

Twitter: @oscar_ahp


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.