H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

La Reforma Financiera: Un asunto de motores y combustible

Valor Agregado

valoragregado

México es un país de pymes. El 98% de las empresas encuadran en tal categoría, y además generan el 72% de los empleos formales existentes. Empero, también es país donde las pymes sufren severamente, pues el 82.5% desaparecen antes de cumplir dos años de vida. Son el motor de la economía, pero un motor en mal estado.

Un elemento crucial para el éxito de toda empresa, es el acceso al financiamiento. Resulta quizá imposible, que una entidad sobreviva y crezca sin esta importante palanca de desarrollo. Así, el crédito es el combustible de toda economía; pero en México, hace años que nuestro motor no tiene combustible, ni en cantidad ni en calidad.

En el país, el crédito interno al sector privado, asciende a 27.7% del PIB; cifra que contrasta con 68.4% en Brasil, 73.3% en Chile, o 116% de Francia. Vaya, por ello las pymes sólo reciben el 15% del financiamiento empresarial otorgado; es un abandono total para el motor de nuestra economía.

Para la banca extranjera, México es la nación más rentable del orbe; obtienen un 20% de rendimiento sobre capital propio, el doble de lo generado por sus casas matrices. En el caso de los españoles, aportan a sus corporativos un tercio de los beneficios a nivel mundial. Que bien que sean rentables, pero que igual se comprometan con la economía nacional.

La banca, argumenta no prestar mayor cuantía y a mejores tasas, porque los usuarios se sobre endeudan, dejan de pagar, y resulta muy difícil realizar las garantías para recuperar el dinero. En lo primero, ellos son los culpables, pues el sobre endeudamiento, se inhibe con análisis crediticio de calidad. En las garantías coincido; el marco jurídico debe favorecer un adecuado ambiente de negocios.

En tal óptica, fue propuesta y aprobada la Reforma Financiera, una política pública que luce bien, pues busca que los bancos presten más y más barato, además de fomentar la bancarización y el ahorro, elementos clave para lograr competitividad y desarrollo en la economía; también se contemplan medidas para brindar mayor agilidad y certeza jurídicas a la banca.

Otros cambios, consisten en que la Condusef tendrá mayores facultades, por lo que deberá ser mejor árbitro y guía. Igual para la Secretaría de Hacienda, que ahora podrá vigilar que los bancos sí estén prestando dinero de acuerdo a las reglas. Vaya, orientación y certeza para los usuarios.

A la banca, no le gustó tener que comprometerse y dejar la zona de confort; pero bueno, como el potencial de aporte al crecimiento económico es sustancial; 0.5% del PIB; pues ojalá que se cumplan los objetivos y se usen las reglas. Ya es hora de que le fluya el combustible al motor.

Amable lector, recuerde que aquí le proporcionamos una alternativa de análisis, pero extraer el valor agregado, le corresponde a usted.

Comentarios por favor a: oscar.ahp@gmail.com  

Twitter: @oscar_ahp


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.