H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Las “arenas resonantes” del desierto de China

Xiangshawan (1)

En el desierto de Xiang sha wan, en China, existen unas dunas que son mejor conocidas como “arenas resonantes”.

Xiang sha wan, China.- En el desierto de Xiang sha wan, en China, existen unas dunas que son mejor conocidas como “arenas resonantes”. Refiriendo su nombre al extraño fenómeno natural que se produce en la formación de las dunas, que al ser perturbada generan un sonido singular.

Es de este escenario en Xiang sha wan, localizado a unos 350 Kilómetros al oeste de Benjín, que salió la inspiración de un grupo de arquitectos con sede en esta ciudad, de hacer florecer una flor de loto arquitectónica sobre las fantásticas “dunas que cantan”. La flor se llama Hotel Lotus Desert, un complejo turístico en donde se ofrecen actividades como actuaciones temáticas de Mongolia, paseos en camello, ski en arena y “Sandboarding”, entre muchas atracciones más. Pero lo singular de este hotel, que cada vez toma mayor popularidad entre los turistas aventureros, no son tanto sus atracciones si no su arquitectura y funcionalidad. Los arquitectos de PlaT se basaron en la idea tradicional china de ” Zhen “, que en pocas palabras, es el arte de la repetición de los mismos elementos. Y diseñaron un sistema estructural, un esqueleto de soporte de acero prefabricado que se fija en la arena, sin utilizar ni una gota de cemento en su construcción. Los materiales que usaron son ecológicos, además, funciona en armonía con el desierto, ayuda con la reducción de la contaminación ambiental y en el fortalecimiento de la protección del medio ambiente, utilizando energía solar y energía eólica para su propio sistema autosuficiente que generan electricidad y agua para el suministro y operación del edificio. El hotel pretende de esta forma, ser un ejemplo de turismo sostenible en el desierto para todo el mundo, integrando funcionalidad diseño y el increíble paisaje que lo rodea.

Si se observa desde una toma aérea, se puede ver unas estructuras de metal circulares con techos blancos en forma de rectángulos, sobre un inmenso mar de dunas, al cambiar el ángulo de la visión, estas formas geométricas repetitivas se perciben como triángulos, generando una ilusión óptica que pareciera que cambiara de forma. Es un gran edificio ecológico en forma de flor de loto, también descrito como un gigante navegante de arena. Sin duda quedara en la lista de lugares a visitar de muchos turistas intrépidos que toman en cuenta el lado ecológico de viajar.

 


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.