H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Malkovich cumple 60 años

"Yo vivo por ese momento ante la cámara o en el escenario”

El actor estadunidense que el lunes (9 de diciembre) cumplió 60 años resulta irresistible en la gran pantalla.

El actor estadunidense que el lunes (9 de diciembre) cumplió 60 años resulta irresistible en la gran pantalla.

Los Angeles, California.-  John Malkovich no es un guapo de Hollywood al uso. Su rostro es anguloso y su mirada es penetrante, en ocasiones diabólica. Pero el actor estadunidense que el lunes (9 de diciembre) cumplió 60 años resulta irresistible en la gran pantalla.

Saltó al estrellato en 1988 como el frío seductor vizconde de Valmont en “Dangerous Liaisons”. En esta película sobre intrigas amorosas sin escrúpulos de la aristocracia francesa del siglo XVIII creó un triángulo con Glenn Close y Michelle Pfeiffer.

Pero sobre todo su amplia gama de malvados han convertido a Malkovich en un actor imbatible. Atemorizaba a Julia Roberts en “Mary Reilly” (1996) en su doble papel de un considerado doctor Jekyll de día y un loco Mr. Hyde de noche.

Como matón psicópata en “In the Line of Fire” (1993) resultó tan convincente que volvió a cosechar su segunda nominación al Oscar. La primera la había obtenido diez años antes por su primera película para el cine, “A Place in the Heart”, un drama en el que da vida a un ciego inquilino en una granja con Sally Field, una viuda en los duros tiempos de la Gran Depresión.

No sólo su diversidad de papeles lo convierte en el “camaleón” de Hollywood, sino que Malkovich también es productor, director y diseñador de moda.

En 2002 dirigió a Javier Bardem en su debut como realizador con “The Dancer Upstair” (“Pasos de baile”), en la que Bardem encarnaba a un policía que lucha contra insurgentes en un país sudamericano.

Y su relación con el cine latino no termina ahí. Malkovich produjo “Abel”, el elogiado debut detrás de las cámaras del mexicano Diego Luna, así como la próxima película del actor, “Cesar Chavez, an american hero”, que se estrenará el próximo año.

Con todo, el talento de Malkovich no se limita solo al séptimo arte. Hace once años presentó su primera colección de moda.

“Technobohemian” se denominan sus últimos diseños. El artista explicó hace unos años que le interesan sobre todo las telas y los cortes, pero presta poca atención al aspecto comercial y a los desfiles.

Nacido en una ciudad minera del estado de Illinois, Malkovich descubrió ya en la escuela su amor por el teatro. Actuó en Broadway y en producciones de la “Steppenwolf Theatre Company” durante mucho tiempo antes de llegar a la gran pantalla.

En Hollywood es una de esas estrellas que van a su aire. Vivió durante largo tiempo con su familia (es padre de dos hijos) en Francia y participa a menudo en películas de directores europeos.

El alemán Volker Schlöndorff pensó en él y en Dustin Hoffman para la producción televisiva “Death of a Salesman” (1985); el centenario director portugués Manoel de Oliveira contó con él en “O convento” y el italiano Michelangelo Antonioni y Wim Wenders lo invitaron a participar en “Más allá de las nubes”.

Siente debilidad por las historias arriesgadas o estrafalarias, como la de la película de ciencia ficción “The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy”, considerada ahora una obra de culto, en la que encarna a un gurú. En la sátira de los hermanos Coen “Burn After Reading” da vida a un desquiciado agente de la CIA, mientras que “Being John Malkovich” se parodia a él mismo. En el estrambótico y divertido debut de Spike Jonze, los protagonistas se meten en el cuerpo del actor a través de un túnel. Allí pueden sentirse en la piel de una estrella.

Desde Steven Spielberg (“Empire of the Sun”, 1987) hasta Bernardo Bertolucci (“The Sheltering Sky”, 1990), pasando por Woody Allen (“Shadows and Fog”, 1991), los principales directores se rifan al actor.

Con más 70 películas a sus espaldas, Malkovich no ha dejado ningún género fuera. Ha participado en blockbusters (“Con Air”, “Transformers 3″), dramas de sociedad (“Portrait of a Lady”) y comedias de acción, como la que recientemente hizo junto a Bruce Willis, “Red 2″, la segunda entrega de esta parodia de las películas de agentes. El actor daba vida a un ex agente ya entrado en años, ataviado con camisas coloridas, encarnando la mezcla perfecta de viejo hippie y experto en explosivos.

Malkovich dijo hace un par de años que le importa poco la fama.

“Muchas veces la gente lo piensa y en realidad es un gran error creer que uno se hace actor para ser conocido. Yo sólo vivo por ese momento en el que me subo al escenario o en que la cámara está rodando. El resto me da exactamente igual”.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.