H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Más de 4 mil los muertos en Filipinas, según la ONU

La confusión aumenta, pues la ONU, citando cifras del Gobierno, dijo que el último recuento era de 4,460 víctimas.

La confusión aumenta, pues la ONU, citando cifras del Gobierno, dijo que el último recuento era de 4,460 víctimas.

Tacloban, Filipinas.- La cifra de muertos por el poderoso tifón que golpeó a Filipinas se duplicó sólo en una ciudad a 4,000, en momentos en que los helicópteros de un portaaviones estadunidense y de otros buques de guerra comenzaban a transportar alimentos, agua y equipos médicos a las regiones devastadas el viernes.

El presidente Benigno Aquino ha enfrentado una creciente presión para que acelere la distribución de la ayuda y ha sido criticado por las estimaciones poco claras de víctimas fatales, especialmente en Tacloban, capital de la golpeada provincia de Leyte.

Un tablón de anuncios del ayuntamiento de Tacloban estimaba las muertes en 4,000, frente a los 2,000 del día anterior. La cifra, escrita con marcador azul en una pizarra blanca sobre un caballete, es compilada por los funcionarios locales que comenzaron a enterrar los cuerpos en una fosa común el jueves.

El alcalde de Tacloban Alfred Romualdez dijo que algunas personas pudieron haber sido arrastradas hacia el mar y que sus cuerpos se perdieron después de que un muro de agua similar a un tsunami se estrelló contra las zonas costeras. Un barrio tenía una población de entre 10,000 y 12,000 personas, y ahora está completamente desierto, dijo.

La cifra del ayuntamiento es el primer reconocimiento público de que el número de víctimas fatales probablemente es muy superior a la estimación dada esta semana por Aquino, quien dijo que la pérdida de vidas estaría más cerca de 2,000 o 2,500.

Las muertes confirmadas de manera oficial en todo el país llegaron a 2,357 el jueves. Aumentando la confusión, Naciones Unidas, citando cifras del Gobierno, dijo que el último recuento de muertos era de 4,460.

El martes, Aquino dijo que la estimación de 10,000 muertos por parte de funcionarios locales era exagerada y fue causada por un “trauma emocional”. Elmer Soria el jefe de la policía regional que hizo que la estimación ante los medios de comunicación, fue destituido de su cargo el jueves.

Un portavoz de la policía dijo que Soria iba a ser trasladado a los cuarteles en Manila. Pero un funcionario policial de alto rango dijo a Reuters que creía que Soria fue reasignado a causa de su estimación no autorizada de víctimas.

La rabia y la frustración han ido creciendo debido a que los suministros esenciales no han sido entregados a muchos de los necesitados, un proceso que se ha visto afectado por la paralización de los gobiernos locales, saqueos generalizados, falta de combustible y carreteras bloqueadas.

Los muertos todavía están siendo enterrados. Muchos cadáveres permanecían al descubierto a los lados de las vías o en casas destruidas.

Funcionarios de ayuda internacional han calificado al desastre como sin precedentes para Filipinas.

“Hay una devastación absoluta. La gente está desesperada por comida, agua, refugio, provisiones e información sobre sus seres queridos”, dijo el jueves a la prensa el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante una visita a Letonia.

“Estamos haciendo todo lo posible por acelerar la ayuda para quienes la necesitan. Ahora es tiempo de que la comunidad internacional apoye al pueblo de Filipinas”, añadió.

El portaaviones estadunidense USS George Washington y otros buques arribaron el jueves a las costas de la golpeada provincia oriental de Samar, con 5,000 tripulantes y más de 80 aviones.

El portaaviones trasladó algunas aeronaves a tierra para hacer más espacio para los helicópteros en la cubierta de despegue.

“Uno de los potenciales que trae el grupo son nuestros 21 helicópteros”, dijo en un comunicado el comandante, el contralmirante Mark Montgomery. “Estos helicópteros son una buena manera de trasladar los suministros de emergencia”, agregó.

Marineros estadounidenses han llevado comida y agua a tierra en Tacloban y la ciudad de Guiuan.

Aquino ha estado a la defensiva por su manejo de la tormenta, las advertencias dadas de su fuerza proyectada y ahora por el ritmo en los esfuerzos de alivio.

El presidente ha dicho que la cifra de muertos podría haber sido mayor si no hubiera sido por la evacuación de las personas y la preparación de suministros de ayuda, pero los sobrevivientes dicen que tuvieron poco aviso de cualquier marejada.

El administrador de Tacloban Lim, quien estimó el domingo que 10,000 personas probablemente murieron sólo en esa ciudad, dijo que Aquino podría haber minimizado deliberadamente las víctimas fatales.

“Por supuesto que no quiere crear mucho pánico. Tal vez él está lidiando con el hecho de que desea reducir el pánico, para que la vida continúe”, dijo.

La cifra preliminar de desaparecidos hasta el jueves, de acuerdo con la Cruz Roja, era de 22,000. La organización ha advertido que la cantidad podría incluir a personas que ya han sido localizadas.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.