H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Sábado negro en el DF

ozzy-300x26

El Foro Sol, desde la aparición de Sabbath, se convirtió en un terreno carente de reglas. No había tregua para la gente que enloqueció con las primeras palabras que Ozzy les dedicó

Ciudad de México.- En esta ocasión no hubo grupos religiosos o conservadores que los boicotearan, como sucedió en 1989. Ahora, en pleno siglo XXI, Black Sabbath, por primera vez en México con su vocalista original, Ozzy Osbourne, pudo seducir sin restricciones a miles que acudieron a su llamado.

El grupo, considerado por muchos como el responsable de los cimientos del heavy metal, volvió al país con su gira 13, el mismo nombre de su más reciente disco, con muchos más años encima pero con la misma energía que ha caracterizado a su propuesta musical..

El Foro Sol, desde la aparición de Sabbath, se convirtió en un terreno carente de reglas. No había tregua para la gente que enloqueció con las primeras palabras que Ozzy les dedicó.

Sonó War Pigs y la energía de miles se canalizó. Comenzó el headbanging y Ozzy, el príncipe de las tinieblas, los retaba.

“No puedo escucharlos, maldita sea”, dijo a manera de saludo.

Acompañado por Tony Iommi, Geezer Butler, Tommy Clufetos y Adam Wakeman, Ozzy, a sus 64 años, sorprendía con su movilidad sobre el escenario y con el movimiento de cabeza que hacía cuando se escuchaba Into The Void. Tras la coreográfica actuación de Ozzy,  Iommi daba una cátedra con sus solos de guitarra.

“Es increíble estar por fin en la Ciudad de México. Ha pasado mucho tiempo para que esto pasara, es increíble. Muchas gracias por venir esta noche, los quiero gente”, dijo el cantante, quien arrancó la ovación con su comentario antes de interpretar Under The Sun.

Los ánimos de la gente eran evidentes. Los vasos de cerveza volaban de un lado a otro mientras el aroma de la mariguana se extendió en la zona de gradas del recinto.

La gran pantalla del escenario, dividida en tres partes, se encargaba de proyectar al centro a los integrantes de la agrupación y en los laterales, las imágenes de video eran la constante.

“Oe, oe, oe, oe Ozzy, Ozzy” y “Oe, oe, oe, oe, Sabbath, Sabbath”, eran los cantos que la gente le brindaba a la agrupación mientras Osbourne repetía que no los escuchaba antes de presentarSnowblind y agregar, en español, la palabra cocaína, lo que arrancó la risa de algunos.

Fue entonces cuando Ozzy decidió correr por el escenario hacia el lado derecho para ver más de cerca de sus fans, a  quienes presentó Age Of Reason, corte incluido en  su más reciente producción discográfica.

“Los vamos a llevar ahora hasta el principio de todo esto”, lanzó Ozzy antes de que los primeros acordes de Black Sabbath –conocida entre sus fanáticos como el himno de la oscuridad- se apoderaran del lugar y la pantalla del escenario  encendiera dos círculos rojos con un demonio dentro que flanqueaban el nombre de la banda.

 Los súbditos de Ozzy sucumbían a cada movimiento o sonido que salía de su garganta, como su inigualable risa tétrica que engalanaba los sonidos de Sabbath.

“Vamos a hacer una cosa, voy a contar hasta tres y ustedes van a gritar hey”, dijo el vocalista y,  sin dudarlo, la multitud respondió al mandato.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.