H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

¿Cómo saber si mi hijo adolescente consume drogas?

Son múltiples las razones por las cuales un adolescente puede llegar a consumirlas

El cambio social en el mundo nos ha llevado a un crecimiento positivo en infinitos aspectos, sin embargo, nos ha envuelto en las garras de los excesos y las malas decisiones debido a la libertad y exposición a demasiadas opciones a las cuales no todos tenemos control de manejar o bien la seguridad para escoger. El consumo de drogas es el más claro ejemplo cuando a libertad de opciones me refiero y no significa que las drogas tuvieran que ser una opción pero se encuentran en casi cualquier lugar, en escuelas, instituciones, en la calle, en las tiendas, etc.

¿Y quiénes son los más afectados con ello? Nuestros jóvenes y niños. Ya que anatómicamente su cerebro no ha desarrollado una parte fundamental que les permite tomar decisiones en base a consecuencias, es decir, no están neurológicamente maduros para llevar a cabo un pensamiento proactivo en el cual puedan prever los posibles efectos de tal o cual acción. Son múltiples las razones por las cuales un adolescente puede llegar a consumir drogas, los cuales pueden ser motivos individuales como, la necesidad aceptación o sentido de pertenencia porque en la adolescencia una de las principales necesidades es el profundo deseo de ser aceptado por sus pares y formar parte de un grupo social determinado.

Otras razones que se reportan pueden ser debido a causas médicas, predisposición genética, el estrés, la curiosidad, el aburrimiento, algún estado alterado de conciencia, entre otros. Además, podemos encontrar los factores en el área familiar, escolar y social que tienen que ver con un desequilibrio en el ambiente del chico que le provoca soledad, falta de comprensión o bien sentimientos muy profundos y/o dolorosos que desea evitar huyendo de la realidad, por lo que el consumo de drogas puede llegar a ser una condición biopsicosocial.

Ahora, la interrogante más fuerte de los padres de familia está sentada en uno de sus temores más profundos, “cómo evitar que mis hijos consuman drogas o peor aún cómo saber si lo está haciendo y no me percato de ello”. Existe una diversidad en lo que a drogas se refiere y cada una de ellas tendrán efectos secundarios diferentes pero en general, la conducta del adolescente es lo que puede llegar a ser determinante para detectar el consumo; más adelante presento una lista con posibles signos que puedan ser detectados a manera de prevención o bien, representen la razón para actuar y buscar ayuda.

Cabe mencionar que dichos signos pueden ser también señales de alguna necesidad no satisfecha del joven y al estarla presentando lo menos que él o ella esperan es que usted les ataque con interrogatorios o acusaciones no infundadas, al contrario, la demostración de amor y comprensión le proporcionará a usted un mejor resultado así como buscar en su comunidad alguna institución especializada o bien un psicoterapeuta, médico o psiquiatra que puedan asesorarle y actuar sobre el problema de manera adecuada.

Las drogas más comúnmente utilizadas en la comunicada adolescente son la anfetamina, marihuana, cocaína y alucinógenos, e independientemente de cuál sea la droga que estén utilizando los siguientes signos pudieran ser una señal de alerta para la familia.

En el área emocional:

– Cambios notables en su personalidad, si no salía con sus amigos, ahora lo hace de manera frecuente, o bien si salía mucho ahora sólo está encerrado en su cuarto.

– Cambios de humor bruscos e inexplicables: tensión, nerviosismo, euforia e inquietud exageradas (dichas reacciones en cierta medida son normales en la adolescencia).

– Aumentan los conflictos o bien comienzan a aparecer si antes no los había

En el área escolar:

– Disminución de calificaciones

– No le agradan las actividades que antes disfrutaba

– Reportes sobre problemas de conducta

– Ausencias o retrasos

– Pérdida de respeto a la autoridad

Área familiar y social:

– Deja de ver a sus viejos mejores amigos

– Su actitud se vuelve muy reservada

– Trato con personas que consumen drogas

– Llamadas o mensajes que incubren información

– Desaparición de dinero y otros objetos en casa

Físicamente:

– Ojos irritados

– Pérdida notable de peso

– Insonmnio

– Deterioro de la higiene personal

– Migrañas

– Cambio en su manera de vestir o hablar

– Señales de quemaduras o sangre en sus ropas

Es muy importante aclarar que la aparición de uno de estos síntomas o signos no determinan que su hijo consuma alguna droga, sino solamente cambios naturales en la adolescencia provocados por su crecimiento y los cambio hormonales; sin embargo, si nota varios de estos síntomas y aunado a ello encuentra artefactos o accesorios que puedan sugerir el consumo, busque ayude, no trate de solucionarlo usted solo, porque en esta situación el tiempo juega un papel determinante. Pero sobre todo platique con sus hijos, hable con ellos pero no hay manera de juez, no con un sermón eterno que no le ha funcionado hasta ahora, provoque el cambio en su relación son su hijo si esta se encuentra dañada, haga algo diferente, si una técnica educativa no le funciona durante 1 mes significa que tiene que utilizar otra, recuerde que todo funciona mejor con una comunicación de respeto mutuo y sobre todo centrándonos en dejar ver al otro lo mucho que lo amamos aunque a veces no sepamos cómo demostrarlo.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.