H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Fomentemos la salud emocional en nuestros niños

¿Qué es la Salud Emocional?

¿Qué es la Salud Emocional? Es como un estado emocional o psicológico en un nivel de equilibrio que permite la expresión y el manejo adecuado de emociones y sentimientos y lleva al ser humano a estar en armonía con el entorno socio cultural y que puede llegar a garantizar la optimización intelectual alcanzando el éxito personal.

¿Por qué fomentar la Salud Emocional de nuestros hijos? La salud emocional es imprescindible para poder llevar una vida plena y feliz y que ellos desarrollen habilidades que les permita tomar buenas decisiones en el trascurso de su vida, alcanzar metas y ser personas plenas. Todos los padres quieren felicidad para sus hijos, es por esa razón que la mayoría están notablemente preocupados por la violencia que prevalece y aumenta alrededor del mundo, y viven temerosos y dudosos acerca de cómo fomentar la paz en el corazón de sus hijos. Sabemos instintivamente que la salud emocional y el desarrollo personal de nuestros pequeños se puede ver afectada por la violencia expuesta en los videojuegos, la televisión e incluso en programaciones infantiles. Aunque la mayoría de los padres buscan por distintos medios, disciplinar a sus hijos hacia la no-violencia, resulta ser que el planeta en el que vivimos tiene bastante de ésta y  resulta casi imposible mantener a los hijos totalmente exentos de dichas vivencias ya que significaría casi literalmente, aislarlos de la sociedad.

 Virginia Satir, una reconocida terapeuta familiar, decía: “La Familia es un microcosmo del mundo, para entender y cambiar al mundo hemos de empezar por estudiar y cambiar a las familias”; y en el ser humano, aparte de una determinada predisposición genética, la salud emocional empieza a gestarse y a establecer sus cimientos en los comienzos de la vida, y en el transcurso de ésta según hayamos experimentado el bienestar o el malestar en la niñez. Por lo tanto, en la base de las emociones y de los sentimientos siempre estarán las sensaciones antiguas, grabadas en nuestra memoria y reactualizadas ante determinadas situaciones. Es decir, las bases sólidas de amor y vinculación afectiva en la niñez representa lo que los cimientos son para un edificio, de ello dependemos en gran medida para convertirnos en  adultos integralmente saludables, fuertes, exitosos y felices.

Tristemente, las familias con frecuencia se convierten en un campo de guerra similar a la que existe entre naciones, debido a la falta de comunicación efectiva, viven niños y adolescentes enojados y profundamente heridos tras los intentos de corrección de sus padres quienes, sin duda con las mejores intenciones, obligan, gritan y ejercen violencia sobre sus hijos, impidiendo que fluya el amor entre ellos.

Hago hincapié, que los padres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos, sin embargo, comúnmente utilizamos métodos que aprendimos de nuestros propios padres y aunque pueden llegar a ser aparentemente eficaces, causan grietas en la salud emocional de nuestros pequeños y los padres se encuentran presas en situaciones que desgastan la relación e impiden que el potencial del niño pueda crecer con seguridad hacia la vida.

 Los hijos no vienen con manual, sin embargo los padres hoy en día, no están solos en la ardua tarea de criar y educar a sus hijos, existe bibliografía, talleres informativos y formativos para padres, así como procesos terapéuticos guiados por profesionales en donde podemos primero sanar nuestras heridas emocionales para después ir más completos a nuestros hijos.

Diariamente podemos poner en práctica sencillas recomendaciones para desarrollar en nuestros hijos una autoestima fuerte y saludable y así puedan alcanzar sus metas pero sobre todo crezcan con bases seguras de amor y aceptación y ello los llevará a convertirse en adultos saludables, como por ejemplo:

-Demuestre afecto a su hijo a cada momento y de diferentes formas, no necesariamente de manera económica.

-Reconozca no solo sus logros, sino también sus esfuerzos.

-Respete su individualidad, evite comparaciones.

-Hágale saber verbalmente cuanto lo quiere.

-Aproveche los momentos de tranquilidad para hablarle sobre lo que a usted le gusta sobre el o ella.

-Observe y respete sus capacidades particulares.

-Dedique tiempo a jugar con sus hijos.

-Comparta tiempo de calidad con cada uno de sus hijos en la misma cantidad.

-Ayúdele a desarrollar el sentido de responsabilidad por medio de la elección de tareas del hogar y de sus actividades individuales.

-Acompáñele en la búsqueda de soluciones a sus problemas, escuchándole sin juzgar.

-Preste atención a sus gustos y pasiones.

Seamos tierra fértil donde nuestros hijos puedan crecer, florecer y dar frutos, ya que todos los niños están predestinados a convertirse en algo especialmente maravilloso, los invito hoy a marinar a sus hijos en amor, mediante límites claros y el respeto mutuo y muy pronto esos pequeños estarán tiernos y jugosos, podrán alcanzar cualquier objetivo que se propongan y convertir nuestro mundo en un mejor lugar.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.