H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

La obesidad infantil y sus consecuencias psicológicas

La obesidad infantil es una condición en la que el exceso de grasa corporal afecta negativamente la salud o bienestar de un niño, además de las severas complicaciones y enfermedades médicas que puede ocasionar la obesidad infantil, es inherente a ello la repercusión psicológica y emocional para el niño o niña que lo padece, siendo constantemente objeto de burla y acoso por parte de sus pares, ocasionando problemas de socialización, desempeño escolar y reacciones emocionales que en ocasiones pueden afectar gravemente su salud psicológica.

El impacto negativo que provoca la obesidad en la psique del niño tiene efectos a corto plazo como los antes mencionados, pero también implica daños a largo plazo, porque si el niño crece con obesidad se formará en relación a ese hecho, ya que su personalidad así como su autoestima se va formar en relación a la aceptación de su cuerpo y de los demás. Varias son las causas de la obesidad en el infante, entre ellas la herencia de hábitos de salud en la familia, ya que los genes transmiten por ejemplo, características físicas, sin embargo el cómo nos alimentamos, si hacemos o no ejercicio, los hábitos como adicciones entre otros, son adquiridos a través de nuestro linaje por medio de la imitación de las figuras de autoridad.

Actualmente la sociedad impone un ideal sobre cómo deben ser las personas bellas, y uno de los “requisitos” es el ser delgado, así que quien no cumple con dicha característica queda fuera de toda aceptación y seguramente se sentirá afectado por ello. En el caso de los niños y adolescente es muy probable que sus compañeros se lo hagan saber constantemente, dejándolos de lado por el simple hecho de ser “diferentes”, viéndose afectada su autoimagen e incurriendo en el hecho de que el niño se auto limita por sentirse menos que los demás, provocando así que el niño sea más propenso a sufrir baja autoestima, depresión, ansiedad, inestabilidad emocional, dificultad para relacionarse con otras personas y niños, trastornos de alimentación, percepción distorsionada de sí mismo y en casos extremos desarrollar ideas suicidas.

Es de justa premisa informarnos cómo apoyar a nuestros hijos en dicho proceso, buscando la ayuda profesional y sanando su cuerpo así como su mente y emociones, podríamos empezar por cambiar nuestros propios hábitos alimenticios, nuestra actividad física, teniendo a su mano sólo alimentos saludables, ya que ellos comerán lo que nosotros consumamos, maman la educación; no basta con aconsejar, buscar actividades al aire libre en las cuales se vea involucrada la familia nuclear completa y considerar resaltar con amor y aceptación sus capacidades como niños únicos e incomparables, motivándolos y escuchándolos activa y efectivamente, es decir, que seamos alguien en quienes ellos pueden confiar y sentirse aceptados.

Madre, acaricie a sus niños. Padre, abrácelos firmemente. Permita que ellos sepan que los aman por la mañana, al mediodía, y por la noche. Ponga sus brazos alrededor de ellos, sosténgales cerca suyo, sienta el latir de sus corazones, la vida nueva que Usted hizo. Ruede por el suelo con ellos, bromee, ría y juegue, escuche lo que tienen que decirle. Ellos tienen mucho para contarle. Tome tiempo para conocerlos, vea el color en sus ojos. Aprecie a esa persona tan profunda. Llene sus corazones con palabras de alabanza. Haga de su hogar su lugar favorito.

Instituto Om

jaazia@hotmail.com

518 3698 / 653 121 7944


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.