Los propósitos y la abundancia

La Ley del Dharma dice que todo el mundo tiene un propósito en la vida

Recibiendo el año 2013 y dejando ir los miedos por el tan sonado y confuso fin del mundo, nos encontramos una vez más iniciando con nuestros nuevos propósitos que por añadidura vienen  acompañados por el “ahora sí” al igual que el año anterior, pero como la mayoría de nosotros somos llamarada de petate, a mitad de año ya se nos olvidaron. En ocasiones nuestra lista de propósitos incluye intenciones que de verdad son deseadas con el corazón, pero que simplemente nunca vamos a poder hacer y nos frustramos y castigamos cada vez que no logramos dichas metas, viviendo distraídos de lo que si tenemos, de lo que si podemos, para lo que si somos “buenos”, y  de dónde podemos obtener la verdadera abundancia y felicidad. Hoy quiero compartir un fragmento del libro “las siete leyes espirituales del éxito” de Deepak Chopra, cuyo título es “La Ley del Dharma, o el propósito en la vida”. Chopra describe la relación entre la vocación, el trabajo y el amor. Las ideas expuestas por él se originan en la tradición de la India milenaria, pero en realidad estamos hablando del mismo mensaje traducido en diferentes creencias y culturas, el lenguaje universal.

La Ley del Dharma dice que todo el mundo tiene un propósito en la vida… un don único o talento especial para ofrecer a los demás. Y cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás, experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro espíritu, que es la meta última de todas las metas. La séptima ley espiritual descrita en su libro es la Ley del Dharma y también mi favorita, pues es la ley que habla de que todos venimos al mundo para cumplir un propósito, y aunque ya he tocado éste tema en algún otro artículo, me parece importante retomarlo, sobre todo en éstos tiempos de cambio. De acuerdo con la ley, cada uno de nosotros tenemos un talento único y una manera única de expresarlo. Hay una cosa en particular que cada individuo puede hacer mejor que cualquier otro en el mundo y por cada talento único y por cada expresión de dicho talento, también existen necesidades únicas. Cuando éstas necesidades se unen con la expresión creativa de nuestro talento se produce la chispa que crea la abundancia, es decir, el expresar nuestros talentos para satisfacer necesidades, crea riqueza y abundancia.

Que diferencias hallaríamos en nuestra sociedad si enseñásemos a los niños desde el principio ésta manera de pensar?. Tal como lo hizo Chopra con sus propios hijos repitiéndoles una y otra vez que había una razón para que ellos estuvieran aquí, y que ellos debían descubrir esa razón por si mismos, les enseño a meditar porque esa el una herramienta poderosa para saber quien somos y une nuestra espiritualidad con nuestra mente creando maravillas, tan fuerte como el poder de la oración, sin referirme a ninguna religión. Chopra dijo a sus hijos: “No quiero que se preocupen, nunca, por ganarse la vida. Si cuando sean mayores no pueden ganarse la vida, yo les daré lo necesario, de manera que no se preocupen por eso. No quiero que se concentren en ser los mejores de la escuela, en obtener las mejores notas o en ir a la mejor Universidad. En lo que realmente quiero que se concentren es en preguntarse a si mismos como pueden servir a la humanidad y cuáles son sus talentos únicos”, sus hijos terminaron estudiando en las mejores universidades y siendo económicamente exitosos. Porque ellos tuvieron siempre su atención puesta en el propósito por el cual están aquí. Ésta es entonces, la Ley del Dharma.

La Ley del Dharma tiene tres componentes. El primero dice que cada uno de nosotros está aquí para descubrir  por su cuenta su verdadero yo, quienes somos. El Segundo componente es la expresión de nuestro talento único, eso quiere decir que hay una cosa que podemos hacer, y una manera de hacerlo, que es mejor que la de cualquier otra persona en éste planeta. Eltercer componente es el servicio a los demás seres humanos y en mi opinión a cualquier ser vivo, es útil preguntarse: Cómo puedo ayudar?, en lugar de Qué gano con eso? Cuando combinamos la capacidad de expresar nuestro talento único con el servicio a la humanidad, usamos plenamente la Ley del Dharma. Podemos hacer tres compromisos para utilizar al máximo la ley del Dharma: Primer compromiso: Por medio de la práctica espiritual (desde las creencias personales y la meditación) buscaremos lo que está más allá del ego. Segundo compromiso: Descubriremos nuestros talentos únicos, y después de descubrirlos disfrutaremos de la vida. Tercer compromiso: Nos preguntaremos cuál es la mejor manera en que podemos servir a la humanidad, responderemos esa pregunta, y luego pondremos la respuesta en practica utilizando nuestro talentos únicos para atender la necesidades de nuestro congéneres, combinaremos esas necesidades con nuestro deseo de ayudar y servir a los demás.

Realice el siguiente ejercicio, haga una lista de sus respuestas a estas dos preguntas: Qué haría yo si no tuviera que preocuparme por el dinero y si a la vez dispusiera de todo el tiempo y el dinero del mundo? Si responde lo mismo a lo que se dedica significa que esta en Dharma y la siguiente, Cuál es la mejor manera en que puedo servir a la humanidad? Responda esa pregunta y ponga la respuesta en práctica.

“Descubramos nuestra divinidad, encontremos nuestro talento único y sirvamos a la humanidad con él; de esa manera podremos generar toda la riqueza que deseamos. Cuando nuestras expresiones creativas concuerden con las necesidades del prójimo, la riqueza pasará espontáneamente de lo inmanifiesto a lo manifiesto, del reino del espíritu al mundo de la forma. Comenzaremos a experimentar la vida como una expresión milagrosa de la divinidad, no ocasionalmente, sino a toda hora. Y conoceremos la alegría verdadera y el significado real del éxito, el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu.  Deepak Chopra.

Instituto Om

jaazia@hotmail.com


* * *


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.