H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Mente rígida vs mente flexible

La flexibilidad mental es más que una habilidad para adaptarse a las circunstancias

La flexibilidad mental, es más que una habilidad o capacidad para adaptarse a las circunstancias, es una virtud que marca un estilo de vida y que permite a las personas adaptarse a las presiones y dificultades, una mentalidad rígida es más propensa a sufrir todo tipo de trastornos psicológicos y emocionales, se siente encerrada y condicionada por pensamientos circulares y su actitud y comportamiento afectará negativamente a su entorno. La mente del ser humano es flexible por naturaleza pero el sistema educativo y la configuración social contribuyen a que nuestra mente se vuelva más rígida, no pretendo culpar al sistema de todo lo que nos pasa y creo firmemente que si queremos ser felices es imprescindible que tomemos nuestra propia responsabilidad.

Las personas con mente rígida a pesar que tienen distintas formas de relacionarse, algunos se apegan a la información disponible en sus cerebros y apuntalan a siempre tener razón aún cuando objetivamente no sea así. La mente rígida es aquella que se aferra a dogmas y creencias y no se atreve a los cambios de manera que no es capaz de buscar soluciones a distintos problemas que se salen de su contexto, pretenden que el mundo se amolde a ellos y su rigidez mental afecta su salud y la capacidad de ser feliz e incluso a adecuarse a una mejor calidad de vida. La mente flexible es una actitud y un estilo de vida que permite adaptarse mejor a los cambios de su entorno, a explorar con inteligencia distintas opciones, ver las cosas desde distintas perspectivas, ser más tolerante, etc. Una mente flexible tiene mayor probabilidad de resolver sus conflictos, ir en busca de una mejor calidad de vida, modificar y ser creativa en relación a sus problemas, reírse más de las situaciones estresantes y disfrutar de la vida.

No me gusta ser extremista y creo que así como existen mentes rígidas completamente, existen también mentes flexibles de tiempo completo, sin embargo, existen las personas que en ciertas situaciones han actuado de una manera flexible y en otras han sido rígidas de pensamiento. Todas las personas tenemos ambos aspectos en nuestra mente pero el punto es intentar ser mas flexible y feliz en la medida que nos mantengamos abiertos al cambio. Así que les comparto algunos tips para comenzar el camino hacia la flexibilidad mental.

– Observa tus comportamientos más rígidos

– Prueba cosas nuevas

– Di “sí” a las nuevas oportunidades

– Vive el presente

– Delega responsabilidades

– Fluye

– Suéltalo, déjalo ir

– Presta atención a cómo hablas

– Práctica, practica, practica

Así como la caña de bambú se mece sobre sí misma y se inclina llevada por el viento, una mente abierta se mueve y es capaz de generar cambios constructivos que permitan una mejor calidad de vida con capacidad de afrontar situaciones difíciles.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.