México al WLCG

La Cara B

¡Felicidades! Como las estadísticas, las comparaciones y los clubes de países están de moda y nos hacen parecer importantes (a poco no se ve a todo dar eso de que México está en el G-20, el BRIC, el NAFTA, la FAO, la ONU, la UNESCO, la OEA…), estoy proponiendo incluir a nuestro país en un nuevo y exclusivo club, junto a otros prominentes miembros, tales como, Sudán, El Congo, Filipinas, Somalía, Myanmar, Líbano, Afganistán y Liberia. Como en su tiempo estuvieron China, Alemania y Japón (eso si, hace unos siglos), nosotros ya estamos: El exclusivo club de países con señores de la guerra, en adelante denominado WLCG (War Lord Country Group) para hacerlo parecer más importante y que nos dé renombre internacional.

Se nos presenta la brillante oportunidad de, al ser creadores de tal futuro prestigiado club de países, ganarles en velocidad a todos y solicitar para nosotros la sede permanente del organismo (podría estar en Morelia, por eso de la “atmósfera propicia”), sacando ventajas económicas, como Nueva York hace con la ONU y Ginebra con la Cruz Roja. Tendríamos ocupación para uno de los edificios que abandonan los empresarios que no tienen visión de largo plazo, y cierran los negocios por las presiones y las extorsiones. Con honorables representantes de las citadas potencias miembros del Club presentes en la ciudad y reuniéndose con el gobernador, a lo mejor a éste se le ocurra alguna idea, o podrían asesorar a nuestros nuevos profesionales locales, a los que países como Somalía y Liberia les llevan gran ventaja en experiencia, aunque no en sofisticación. Ni que decir tiene las ventajas promocionales turísticas que nos brindaría tener tal sede. ¿Se imaginan la celebración de la Primera Feria Mundial de armamento para ejércitos irregulares?

O si alguien no está de acuerdo con lo que digo, que me explique el cargo que debemos darle al Doctor José Manuel Mireles, el coordinador de las autodefensas de Michoacán. Un señor con un ejército propio armado de “voluntarios” que siguen sus órdenes, y a quienes se les señala quienes son los enemigos de la comunidad y que tiene el monopolio de la fuerza y de la justicia en una parte determinada del Territorio Nacional. Una fuerza armada que ocupa el espacio cedido por la autoridad por su incapacidad (o voluntariamente), es una fuerza irregular, su jefe es un señor de la guerra y el estado que lo sufre está en vías de ser un estado fallido.

O vayan a la universidad y reescriban el texto de Teoría del Estado.


* * *


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.