H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Muerte joven

Toda despedida, pérdida y alejamiento de un ser querido impacta fuertemente en los corazones de los seres humanos

salud

“Únicamente aquellos que evitan el amor, pueden evitar el dolor del duelo. Lo importante es crecer, a través del duelo, y seguir permaneciendo vulnerables al amor”: John Brantner

Como todos sabemos, toda despedida, pérdida y alejamiento de un ser querido impacta fuertemente en los corazones de los seres humanos; la distancia física entre personas que se aman es dolorosa y añora regreso a la unión, sin embargo, cuando la persona fallece y los ojos ya no pueden verla más, el dolor se traslada hacia un campo diferente de nuestra existencia, va más allá del dolor que es definible, duele el cuerpo, duele el corazón, duele el alma.

   La intensidad de dicho dolor dependerá en ocasiones de la situación específica de la muerte, ya que el duelo, proceso por medio del cual la persona atraviesa en su pérdida, se desarrolla de diferente manera y dependerá de la relación o cercanía con la persona que fallece, la edad, las causas de la muerte, entre otros.

   En el caso de personas mayores, quienes han sido diagnosticadas con alguna enfermedad terminal, los familiares comienzan a vivir su duelo a partir del diagnóstico y en ocasiones dicha enfermedad dura años en poder acabar con la vida de la persona, así que la familia tiene tiempo para asimilar e ir acostumbrándose a la idea de que ya no estará, tendrán tiempo de despedirse, de perdonarse, etc.

   Pero, en el caso de las muertes trágicas o por accidente, el shock es mucho mayor para las personas que le rodean, ya que el proceso de sorpresa e incredulidad ante la pérdida causará un daño estremecedor en los primeros meses.

   Otro factor que influye es la edad del ser querido que fallece, ya que socialmente la muerte de una persona joven o niño es más confrontadora que la muerte de un anciano; todo esto tiene que ver con el orden mental que tenemos acerca de cómo “deberían” suceder las cosas, naces, creces, te reproduces y mueres, pero a pesar de todo lo que quisiéramos creer la vida es impredecible, y ya que somos mortales sólo tenemos seguro el presente preciso.

   Y mientras que para algunos la vida estuvo llena de experiencias, años, etapas, aventuras, amores, hijos, nietos, etc.; para otros su vida representó una aventura corta y hermosa, que tal vez se redujo a conocer el rostro de sus padres, pasear en bicicleta o bien disfrutar de una adolescencia llena de fiesta.

    La vida es muy subjetiva y la forma en la que la vivimos no tiene que ver con tiempo, sino mas bien con pasión, con el disfrute de la misma a cada momento, y que mejor especialista en esto de disfrutar juguetonamente de la vida que los niños y jóvenes.

   El proceso de duelo es determinado por un tiempo y dependerá de muchos aspectos, que incluye las propias características de la persona que se queda en la tierra a extrañar a su ser querido, pero es importante estar alerta de cualquier signo que pudiera estar afectando el que este duelo no vaya avanzando y será necesario acudir con el profesional que pueda acompañar en dicho proceso.

 

 

vv


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.