H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Planea Maduro un gasolinazo

El precio del combustible es uno de los nudos gordianos que ahogan a la economía venezolana

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, planea realizar reformas a su proyecto económico para evitar el colapso en su país.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, planea realizar reformas a su proyecto económico para evitar el colapso en su país.

Caracas.- El gobierno de Venezuela quiereaumentar el precio de la gasolina y acabar con el dogma popular que considera los carburantes regalados.

El diario español El País publicó ayer en su sitio web que con lo que cuesta una lata de Coca Cola se pueden comprar 250 litros de gasolina.

El rotativo español señala que Rafael Ramírez, el número tres del régimen de Maduro,  tan sólo detrás del mandatario y del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello,planea una reforma.

El vicepresidente para el área económica tratará de reanimar a la agonizante economía venezolana con algunas medidas ortodoxas de ajuste: concertación de precios con el empresariado, unificación cambiaria y actualización de los precios de la gasolina.

 El precio de la gasolina, explica El País,  es uno de los nudos gordianos que ahogan a la economía venezolana. Pdvsa, la empresa que el funcionario venezolano dirige como un comisario político desde 2006, parece encaminada al prodigio de llevar a la quiebra a una industria petrolera.

Su deuda total supera los 45 mil millones de dólares. Es el mayor contribuyente al fisco y financia los programas sociales que tantos réditos electorales han reportado al chavismo.

Pdvsa en la práctica paga para que en Venezuela se pueda consumir gasolina, una imagen contundente a la que Ramírez viene apelando desde diciembre para convocar a un debate nacional sobre el precio de los combustibles.

En sus cuentas anuales, Pdvsa admite que los precios regulados a los que vende los combustibles en Venezuela son significativamente menores a los costos de producción y venta, y cifra las pérdidas por ello en 14 mil 958 millones de dólares en 2013, más de la décima parte de sus ingresos globales.

En tres años, la empresa perdió 40 mil millones de dólares en vender combustible por debajo de costo.

El precio de la gasolina no ha cambiado en Venezuela desde 1996, con el presidente democristiano Rafael Caldera.

La congelación en una economía hiperinflacionista da lugar a una gran distorsión del precio de uno de los bienes más valorados de la civilización actual.

El tanque promedio de un vehículo sedán, 40 litros de alto octanaje, se llena con poco más de tres bolívares (seis pesos).

Los venezolanos de a pie consideran la gasolina barata como un derecho adquirido. Todavía hoy se achaca el estallido social de febrero de 1989, el denominado Caracazo, al anuncio de aumento de sus precios por parte del presidente de entonces, el socialdemócrata Carlos Andrés Pérez.

Cuando las cuentas públicas ya no dan para más, Ramírez ha echado mano a una estrategia muy parecida a la que usó el presidente Caldera para ir alistando el terreno, en 1996, al aumento, entonces, de 300 por ciento.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.