H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

¿Podría la apnea del sueño afectar al oído?

Un estudio sugiere que las personas con el trastorno deberían evaluar su audición

El trastorno del sueño podría estar vinculado también con una pérdida auditiva.

El trastorno del sueño podría estar vinculado también con una pérdida auditiva.

Ciudad de México.- La apnea del sueño quizá no afecte solamente a la calidad de su sueño. Una nueva investigación sugiere que el trastorno del sueño podría estar vinculado también con una pérdida auditiva.

El estudio descubrió que la apnea del sueño se asoció con sufrir problemas auditivos en las frecuencias altas y bajas. Ese hallazgo se mantuvo incluso después de que los investigadores ajustaran los datos teniendo en cuenta otras causas posibles de la pérdida auditiva.

Estos hallazgos dan un mayor respaldo a la idea de que la apnea del sueño probablemente no se produce aislada. En lugar de eso, podría ser un signo de otras afecciones subyacentes, indicaron los investigadores.

“La apnea del sueño es más una enfermedad sistémica y crónica que simplemente algo que ocurre cuando se duerme”, dijo una de las autoras del estudio, la Dra. Neomi Shah, directora asociada del laboratorio del sueño pulmonar del Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York.

“Es posible que afecte a múltiples órganos distintos, de modo que yo probablemente instaría a que empezáramos a pensar en la apnea del sueño más como una enfermedad crónica con problemas vasculares e inflamatorios”, añadió Shah.

La apnea del sueño es un trastorno habitual que afecta a aproximadamente 18 millones estadounidenses, según la National Sleep Foundation. Normalmente se caracteriza por ronquidos con ruidos periódicos jadeantes o “resoplidos”. La apnea del sueño interrumpe el sueño y puede provocar una fatiga diurna excesiva y otros síntomas. La enfermedad también se ha asociado con una inflamación generalizada, problemas cardiovasculares y endocrinos.

¿Cuál podría ser la conexión entre la apnea del sueño y la pérdida auditiva? Podría ser una combinación de factores que provocan inflamación y un funcionamiento anómalo de los vasos sanguíneos, según Shah. “El oído tiende a este tipo de lesiones”, explicó Shah.

El estudio usó los datos de casi 14,000 participantes estadounidenses del Estudio sobre la salud de la comunidad hispana/Estudio de los latinos. Aproximadamente el 53 por ciento eran mujeres y los sujetos tenían una edad promedio de 41 años. Todos completaron los estudios sobre el sueño y las pruebas audiométricas (del oído) en casa.

Aproximadamente el 10 por ciento de los voluntarios del estudio tenían apnea del sueño. Alrededor del 30 por ciento tenían alguna forma de problema auditivo, según el estudio.

Los investigadores tomaron en cuenta la edad, el sexo, el origen hispano/latino y los problemas de salud como la hipertensión, la diabetes, los niveles de grasa en la sangre, el consumo de cigarrillos y de alcohol, los antecedentes de pérdida auditiva o de ronquidos y la exposición al ruido.

Las personas del estudio tenían más probabilidades de tener problemas de audición si tenían ascendencia cubana o puertorriqueña, tenían un índice de masa corporal más alto (una indicación de tener sobrepeso), eran personas que roncaban o a las que les habían diagnosticado de apnea del sueño.

Los autores del estudio hallaron que la apnea del sueño se asociaba con un aumento del 31 por ciento en el deterioro auditivo en las frecuencias altas y un aumento del 90 por ciento en el deterioro auditivo en las frecuencias bajas. La apnea del sueño también se asoció con un aumento del 38 por ciento de la pérdida auditiva en las frecuencias altas y bajas. El habla tiende a caer en el rango de la frecuencia baja, según Shah.

La investigación fue presentada el 20 de mayo en la reunión anual de la Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society) en San Diego, California. Dado que el estudio no se ha publicado todavía en una revista revisada por profesionales, los datos y las conclusiones deberían considerarse preliminares.

Pero algunos expertos se muestran cautos a la hora de interpretar los resultados del estudio.

“Lo primero que siempre digo es que la correlación no es causalidad; no significa que si usted tiene apnea del sueño entonces está en riesgo de problemas auditivos”, afirmó Rebecca Spencer, neurocientífica y profesora asociada en el departamento de ciencias de la psicología y del cerebro en la Universidad de Massachusetts, Amherst. “No se sabe qué es lo que se produce en primer lugar: si la apnea del sueño aparece antes que la pérdida auditiva, o si la pérdida auditiva se produce antes de la apnea del sueño, y quizá los dos no vayan juntas en absoluto. Quizá no estén relacionadas, excepto por un tercer factor”.

Dado que se ha descubierto un posible vínculo entre la apnea del sueño y la pérdida auditiva, el siguiente paso debería ser un estudio más pequeño que examine de forma más estrecha la pregunta de si la apnea de sueño realmente provoca la pérdida auditiva, dijo Spencer.

Spencer también señaló que los datos se obtuvieron solo de personas con ascendencia hispana y latina. Sería importante observar la asociación entre la pérdida auditiva y la apnea del sueño en un grupo étnica y geográficamente más amplio, añadió.

Solo se puede concluir una cosa del estudio, dijo Spencer: “Es posible que al tratar la apnea del sueño quizá mejore la pérdida auditiva”.

Shah, la autora de la investigación, afirmó que las personas con apnea del sueño deberían ser evaluadas de problemas de audición dado que se ha mostrado que existe una asociación con el trastorno. “Que las evalúen”, instó.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.