H. Ayuntamiento de Puerto Peñasco

Supervisa Secretaría de Salud las condiciones de las albercas públicas del Estado

Realizando muestreos en todas las piscinas públicas para identificar la presencia la Amiba de la Vida Libre (AVL) y controlarla

Salvador Valenzuela Guerra, Director de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sonora (Coesprisson).

Salvador Valenzuela Guerra, Director de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sonora (Coesprisson).

Hermosillo, Sonora.- La Secretaría de Salud refuerza en esta época del año el trabajo del Programa de Albercas, realizando muestreos en todas las piscinas públicas del Estado para identificar la presencia la Amiba de la Vida Libre (AVL) y controlarla, ambas como una medida de protección a la salud de los bañistas.

Salvador Valenzuela Guerra, Director de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sonora (Coesprisson), señaló que la Amiba de la Vida Libre es una bacteria que se encuentra en suelos, agua y aire, suele estar presente en albercas, pilas, ríos y lagos, es por ello que la Secretaría de Salud, a través de verificadores de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios, COESPRISON, supervisa periódicamente las 376 albercas públicas de la entidad.

El funcionario explicó que el muestreo de albercas inicia previo al periodo vacacional de Semana Santa y concluye en septiembre; se realizan dos muestreos por cada alberca y esto es independiente del control de calidad que los dueños están obligados a realizar, quienes además deben recibir un curso de capacitación por parte de la dependencia de salud, como requisito indispensable para tramitar la licencia de uso.

“De acuerdo a la Norma Oficial Mexicana 245 para el uso de albercas, los propietarios de éstas deben estar al pendiente de su mantenimiento; deben tener control de la calidad de la alberca y del agua que se utiliza, por eso es importante hacer un llamado a todos ellos para que contraten personal técnico especializado para vigilar las condiciones físicas y sanitarias”, indicó.

Existen 2 tipos de AVL: Naegleria spp, que entra al organismo a través de la mucosa nasal e invade el cerebro causando meningoencefalitis fulminante; y Acanthamoeba spp, que invade por lesiones de la piel llegando al cerebro y meninges.

“La Amiba de la Vida Libre puede ocasionar situaciones leves, desde problemas de la piel, vómito, temperatura y dolor de cabeza, hasta complicaciones graves e incluso la muerte, es por ello que nos mantenemos al pendiente de las albercas y recomendamos a la gente tomar en cuenta todo esto para que eviten bañarse en lugares no seguros como canales, pilas, lagos y albercas en malas condiciones”, afirmó Valenzuela Guerra.

La infección no se transmite de persona a persona, se adquiere al zambullirse, saltar, nadar o bucear en arroyos, lagos, canales o albercas con mantenimiento deficiente; se desarrolla de 3 a 7 días y debe ser atendido por un especialista.

Principales síntomas de infección son:

Dolor de cabeza

Fiebre

Decaimiento

Vómito proyectil

Alteraciones mentales

Ataques compulsivos, coma y muerte en personas no atendidas oportunamente, aunque esto puede ser más leve o grave según el estado de salud de cada persona.

Recomendaciones

Utilizar dispositivos protectores para la nariz y añadir cloro al utilizar pilas u otros depósitos para recrearse, al menos media hora antes de hacerlo puede ayudar a prevenir la presencia de AVL.


* * *




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anúnciate en Peñasco Digital

 

¿Quires anunciarte en Peñasco Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.